sábado, 23 de enero de 2010

Entrevista a Eric Stonestreet, revelación de Modern Family

67th Annual Golden Globe Awards - Arrivals
“Es alguien capaz de vestir un kimono y cuidar a un bebé”, dice el actor Eric Stonestreet sobre Cameron Tucker, el maravilloso personaje que interpreta en Modern Family, uno de los integrantes de la pareja homosexual que adopta a una niña de Vietnam. Gordo intenso y sensible, y, sobre todo, muy “dramático”, el personaje de Stonestreet protagoniza un momento desopilante del primer capítulo: cuando presenta su hija al resto de la familia imitando el nacimiento de Simba –sí, el rey león–. Con la música del film de fondo, y con luz especial, el flamante padre muestra a la familia a su primogénita como el león lo hace con sus súbditos en la película Disney. Efímero y glorioso momento que anuncia el tipo de actor que es: los que se convierten rápidamente en revelación, los que sin duda pasan luego a los balances de fin de año. Fanático de Meryl Streep y Liza Minnelli, Cameron es un hombre que se viste de payaso y no duda en ponerse un kimono ni en vestir a su hija Lily de Cher o de cualquier otro icono gay para sacarle, orgulloso, fotos. Es, en definitiva, un personaje adorable (y ultragracioso).
“Crecí en Kansas; desde que estaba en cuarto grado tenía que cuidar a los cerdos día y noche; luego de la escuela, antes y después de la escuela”, cuenta Stonestreet sobre su infancia, cuando soñaba con ser, justamente, payaso de circo, mientras crecía cuidando a los mencionados porcinos en la granja familiar. “Si de niño se burlaban de vos por ser gordito o por otra cosa –dice–, desarrollás una forma de mantener a la gente a distancia de manera de poder hacerles un chiste a ellos antes de que ellos te lo hagan a vos”.
–¿Qué pensaría el pequeño criador de cerdos de lo que sos ahora?
–Bueno, no tengo mucha idea. Siempre me resultó muy interesante, y siempre les pregunté a la gente, a mi familia y a mis amigos cuándo comenzó a desarrollarse mi sentido del humor. Me encantaría que hubiera algún tipo de prueba documentada de cuándo empecé a ser gracioso. Pero no tengo mucha idea, aunque hace poco mi hermana me mandó una foto en la que estoy con una remera camuflada y botas de goma en un chiquero, con mi codo apoyado en el lomo de un chancho. Se la mostré a Jesse (Tyler Ferguson, el actor que interpreta a su pareja en la serie) y dijo algo como: “Oh, sí, eso no es para nada gay” (Risas). Mi sentido de la ironía y mi poder de comunicación estaban intactos. De chico, todo lo que quería ser era payaso en un circo y disc jockey. Nunca dije que quería ser actor y nunca supe que quisiera serlo hasta que actué en una obra, me gustó y la gente dijo que estuve bastante bien. Ahí fue cuando me decidí. “OK, me dije, mi creatividad va a orientarse hacia el lado de la actuación”.
–Es muy creíble la pareja que conforman en la serie. ¿Hicieron algunas investigaciones, hay alguien en quien hayas basado tu personaje?
–Estudiar mi papel me llevó a un momento como el de El rey león, porque ése es el problema de este personaje; ellos querían que fuera bien real, pero sin embargo es alguien capaz de vestir un quimono y cuidar a un bebé. Entonces, ¿cómo construís un personaje que no es exuberante o exagerado, pero que a la vez es capaz de lograr eso? Pensé en mi mamá, que es una persona muy pasional. Yo también lo soy. Es como tratar de hacer una versión de mí mismo pero más tranquila, porque me encanta lo afectuoso y cariñoso que es Cameron. He sido como una esponja durante mi vida: a mis amigos los vuelvo locos porque conozco a alguien y después sigo imitando su voz por seis semanas.
–¿Cómo fue la experiencia de trabajar con chicos, es decir, con bebés?
–Lloran. Muchísimo, cuando recién nos ven. Y es traumático, y me siento muy mal y no sé qué hacer. En broma al principio decía “hay bebés que no lloran todo el tiempo”, así que vamos a despedir a estos. No, es un chiste, no es verdad. Pero a veces es duro porque pienso que podría hacer algo para que no lloren, y eso me molesta como persona. Pero son muy lindas, amorosas y adorables cuando se tranquilizan.
Vía Crítica Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.