martes, 15 de diciembre de 2009

Una ama de casa les ganó a los policiacos


Julianna Margulies es de esas actrices a las que nadie recuerda por su nombre, pero cuando sale en televisión no es extraño que muchos digan: "A ella la he visto en alguna parte".
Tal vez se recuerde como miembro del reparto de la serie 'E.R.' o, en el peor de los casos, por su participación en la regular película de terror 'Serpientes en el avión', que no aporta mucho a su hoja de vida.
Sin embargo, Margulies ha logrado sobrepasar la nostalgia del éxito (ya añejo) que alcanzó al recibir el Emmy como mejor actriz secundaria por 'E.R.' y la sorpresa que causó verla como azafata luchando contra anacondas. Y todo es gracias a la serie 'The Good Wife', en la que interpreta a Alicia Florrick, esposa de un fiscal que, tras enfrentar un escándalo sexual de su marido, decide tomar las riendas de su vida.
Después de estar en la picota pública y recibir toda la atención de los medios por culpa de la relación de su marido con una prostituta, la protagonista decide revivir su carrera de abogada y hacerle frente a su nueva situación.
Esa ha sido la clave del éxito, pues la producción se arriesga a describir el paso de la humillación a la redención sin caer en el melodrama exagerado.
"Es un drama en un espacio televisivo que se acostumbró a apostar por las series de policías", dice la actriz desde Nueva York.
Esa decisión ya le ha dado al programa un promedio de 12 millones de espectadores en Estados Unidos.
"Precisamente no es la típica historia de una abogada que resuelve un caso por capítulo, ya que ese ambiente de jueces  y cortes es solo un telón de fondo de la verdadera esencia de la serie, que se cierne en la vida privada y las decisiones que tiene que tomar Alicia Florrick. Me siento como en la televisión de otra época en la que importaban los problemas de una persona común y corriente", comenta Margulies.
En ese juego de sufrir, levantarse y volver a caer, la protagonista reconoce que el reto ha sido muy grande, quizás más intenso que el que vivió en la primera temporada de E.R.., en la que interpretó a Carol Hathaway, la enfermera que se enamoró del protagonista (George Clooney). Margulies se hizo aún más famosa en el 2000 al rechazar 27 millones de dólares para quedarse en la serie.
"Ahora tengo mucho trabajo y más peso sobre mis hombros, que cuando estaba en E.R.'. Estoy tratando de mostrar que puedo hacer personajes más profundos en mi carrera", agrega.
A pesar de una trayectoria amplia en televisión y cine, Margulies reconoce que la buena recepción de la serie le ha generado un temor fuerte, pero a la vez la sensación de estar haciendo algo fuera de lo común frente a las cámaras.
"Siempre sabemos algo de los hombres, pero en esta producción es la mujer la que tiene el eje de la historia".
Tanto, que también se desarrolla una fuerte amistad entre Alicia Florrick y Kalinda Sharma, un personaje que aparece para equilibrar las cargas y que trata de darle una nueva esperanza a la protagonista.
Insólitamente, esta relación de amistad ya ha generado rumores acerca de un romance entre las dos amigas que se podría revelar en la segunda temporada.
"La verdad, no sé que vaya a pasar. Nunca se sabe lo que los guionistas están desarrollando hasta que estamos casi que grabando. También escuché esos chismes y creo que sería grandioso", finaliza. The Good Wife se emite los lunes a las 10 p.m. por Universal Channel.
La trama
La serie The Good Wife cuenta la vida de una madre y esposa que tras sufrir un escándalo por culpa de su marido decide volver a trabajar como abogada y abrirse paso en la vida. Cuando él es encarcelado, ella experimenta el complejo mundo de envidias y tensiones laborales al retomar un trabajo que dejó para casarse y ser ama de casa. A la par, le toca seguir en su rol de madre con dos hijos adolescentes:  Zach, de 14 años, y Grace, de 13.
Vía El tiempo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.